Cavecol pide al gobierno levantar estado de excepción en frontera

El dirigente de Primer Justicia, Juan Pablo Guanipa, pidió a la coalición opositora la elección de un candidato unitario ante las presidenciales
El dirigente de Primer Justicia, Juan Pablo Guanipa, pidió a la coalición opositora la elección de un candidato unitario ante las presidenciales
Juan Pablo Guanipa
Juan Pablo Guanipa

CARACAS- La Cámara de Integración Colombo-Venezolana llamó ayer al gobierno venezolano a considerar la vigencia del estado de excepción en los puntos fronterizos del Zulia, Táchira y Apure, por cuanto estiman que de prolongarse la medida se generarán consecuencia negativas a quienes se dedican al comercio formal en esas zonas.

CAVECOL y sus afiliados reitera el llamado al gobierno venezolano para la no extensión de Estados de Excepción en nuestras fronteras, ya que más que una solución contra actos ilícitos, ha impactado de forma negativa el Comercio Formal, el cual aporta al PIB de la nación mediante legítima comercialización de bienes y servicios, la generación de empleo formal, y de su contribución a los impuestos de ley que hacen posible la perpetuación del proceso social del trabajo, y sus beneficios como el aporte al Sistema de Seguridad Social, al INCES y la ley de política habitacional (BANAVIH), entre otros, se lee en el comunicado.

Los representantes del organismos ratifican que la articulación de políticas bilaterales es el mecanismo más efectivo para enfrentar los flagelos del contrabando y otras actividades ilícitas que afectan, por igual, a las dos naciones.

“En este sentido, reiteramos que nuestra frontera no es una mera línea limítrofe, pues en ella hacen vida más de 5 millones de personas, aspecto que la convierte en la más viva de América Latina, y sus habitantes tanto venezolanos como colombianos son los protagonistas día a día de la integración de los pueblos que tanto anhelaba nuestro libertador Simón Bolívar, motivo por el que hacemos votos porqué este proceso de “Normalización Progresiva” de nuestra frontera no se dilate en el tiempo, lo que afectaría de forma negativa y profunda tanto a la población fronteriza como al Comercio Formal”.