Ramos Allup: “Es necesario el diálogo y la comprensión”

Ramos-Allup

CARACAS – “Es necesario un diálogo y para eso se necesita comprensión. Diálogo no supone entrega, ni transacción luminosa, ni cobardía”. Así se expresó, ayer, Henry Ramos Allup, luego de asumir la presidencia de la nueva Asamblea Nacional.

– Nosotros – aseguró Ramos Allup – buscamos paz, pero no la paz de los sepulcros, no la paz de nuestros muchachos en el exterior que buscan la vida que un sistema injusto y un gobierno peor le escamotea expulsándolos en el exterior

Refiriéndose a la visita que el presidente Nicolás Maduro realizará en los próximos días al Parlamento para, como de costumbre, rendir cuentas, el presidente de la An aseguró que se le recibirá “con dignidad y respeto”.

– No será por rendirle culto a nadie – precisó -. Esa es nuestra condición cívica. Nosotros no pitamos ni chiflamos.

Por otra parte, afirmó que la nueva AN “va a controlar y a investigar al Tribunal Supremo de Justicia, a la Fiscalía y a la Contraloría”.

– Los cargos públicos – comentó – van a tener que rendir cuentas. Esos poderes no pueden andar por la libre y tampoco se van a convertir en un contrapeso de esta Asamblea elegida por el voto popular.
Y añadió categórico:

– Ningún Poder Judicial va a ser sustituto del Poder Electoral. Aquí hay cuatro diputados electos por el pueblo cuya elección no la puede hacer ilusoria una decisión burocrática del poder judicial.
Ramnos Allup confirmó que en seis meses la oposición deberá estar en condición de proponer un método, un camino para cambiar el Gobierno por la vía constitucional.

– Que análisis tan superficial confundir cambio con rostro – expresó Allup -. El cambio – explicó – no es cuestión de calendario. Es un hecho de cambio de actitud, de cambiar lo que está muy mal y derivará en peor. Lo positivo se aprovecha y lo negativo se desecha. El futuro no se cambia, se cambia el presente. Queremos cambiar esta realidad que ya tiene 17 años y le ha causado un profundo daño a Venezuela.

Henry Ramos Allup, designado presidente de la An por la mayoría de diputados de la Oposición, presidirá una Junta Directiva integrada por Enrique Márquez como primer vicepresidente y Simón Calzadilla como segundo vicepresidente. Secretario del Parlamento fue designado el abogado Roberto Barrero Borjas, fundador de la cátedra de Derechos Humanos de la Universidad Santa María y como Sub Secretario de la AN al politólogo José Luis Cartaya, profesor de la Universidad Católica Andrés Bello y de la Universidad Metropolitana.

El diputado Omar Barboza, antes del acto de juramentación de la nueva Directiva de la An, expresó que “cuando hablamos de cambio político no estamos hablando de cambio de cara sino de un modo de gobierno”.

– Los integrantes de la Junta Directiva – aseguró – comparten con todos nosotros el criterio de que sin justicia no hay democracia. Por eso vamos a promover la existencia de un Poder Judicial que aplique el Estado de Derecho y elimine la persecución política.

Añadió que la gran mayoría de los venezolanos ” dio el mandato de iniciar ese cambio porque no quiere seguir teniendo en el gobierno a un modelo que representa la escasez, el alto costo de la vida, la inseguridad personal y la corrupción”.

– Vamos a promover un modelo distinto que tenga como prioridad la necesidades de la gente – dijo -, que apoye la producción nacional, que de motivo a que regresen los que se han ido, ayudarnos a reconstruir a Venezuela.

En representación de la bancada oficialista, el diputado Héctor Rodríguez objetó la propuesta de la oposición. Y aseguró que el diputado Ramos Allup “representa la mentira y la traición”.
– Por eso – afirmó tajante – negamos esta propuesta.

Indicó que recibieron la bofetada electoral que los obliga a la rectificación.
– Tenga la certeza de que este bloque, el bloque de los chavistas – añadió -, vamos a estar aquí para defender al pueblo de Venezuela, para defender la revolución y para defender la patria y la independencia.

Luego de expresar el orgullo por los logros realizados por el gobierno precisó:
– No estamos conformes y no vamos a descansar hasta que la última familia tenga una vivienda digna, hasta que el último abuelito tenga pensión.

Por su parte, Diosdado Cabello, en el transcurso de la primera sesión de este Parlamento, aseguró que es diputado y que, como tal, cumplirá sus funciones en la Asamblea.
– Esto se va a poner bueno – dijo sonriente -. Soy diputado, aquí me verán. Seré fastidioso – aseguró para luego afirmar que ser minoría no le quita a la bancada “chavista” “la potestad de hacer planteamientos” en el Parlamento.

En relación con la posición de la oposición, que asegura juramentará a 112 diputados este martes, Cabello advirtió que acudirán a las instancias pertinentes, si esto sucede.

El diputado indicó que cuando el presidente Maduro, como ha anunciado, envíe el decreto de emergencia económica “los diputados del bloque de la patria lo apoyarán y defenderán”

– Quedará de esta oposición que ha jugado a la guerra económica a la desestabilización aprobarlo para salir de la situación en la cual estamos – dijo.

Con el Parlamento controlado por la Oposición, después de 17 años de destierro forzado, hicieron su regreso al hemiciclo parlamentario los periodistas. Hasta ayer, solo el equipo del canal del Parlamento, ANTV, podía transmitir desde el interior del Palacio Legislativo.

La instalación de la nueva Asamblea Nacional también provocó el caos en el casco central de la capital. De hecho, ayer Caracas amaneció tomada militarmente por equipos antimotines de la Guardia Nacional y de la Policía Nacional que colocaron cercos metálicos en las esquinas y alrededores del Palacio Federal Legislativo. Las estaciones Capitolio, La Hoyada, Bellas Artes, Parque Carabobo de la línea 1 del Metro de Caracas así como también Nuevo Circo y Teatros de la línea 4 del sistema masivo de pasajeros permanecieron cerrados.

Los bulevares del centro de la capital lucieron despejados mientras que la mayoría de los locales comerciales prefirieron permanecer cerrados.

A pocas horas de los actos de instalación de la Asamblea Nacional, grupos oficialistas comenzaron lentamente a concentrarse en algunos puntos de la capital venezolana, entre ellos el conocido lugar Rincón del Taxista, en la avenida Sucre, La Plaza Andrés Eloy Blanco al lado de la iglesia Santa Capilla en la Avenida Urdaneta con presencia de equipos de televisión estatal.

No faltaron los colectivos, cuya presencia provocó tensiones y temores. Sin embargo, hecha la salvedad por pocos incidentes sin mayores consecuencia y la agresión brutal a algunos periodistas, entre ellos a los de “La Patilla”, el día transcurrió en tensa calma.