Canciller británico arremete en contra del gobierno de Maduro

El canciller británico, Boris Johnson, criticó duramente la existencia de presos políticos en Venezuela.
El canciller británico, Boris Johnson, criticó duramente la existencia de presos políticos en Venezuela.

 

El canciller británico, Boris Johnson, criticó duramente la existencia de presos políticos en Venezuela.
El canciller británico, Boris Johnson, criticó duramente la existencia de presos políticos en Venezuela.

CARACAS – Boris Johnson, ministro de relaciones exteriores de Gran Bretaña, se sumó a la ristra de voces que se alzan contra Maduro.

“Este es un momento en el que el mundo debería estar unido para condenar a la Venezuela de Maduro”, fustigó el diplomático.

“El presidente del Parlamento Europeo (PE), Antonio Tajani, pidió este martes que la Unión Europea imponga sanciones a los miembros del gobierno de Nicolás Maduro, como la limitación de sus movimientos en el territorio de la UE y la congelación de activos económicos”, se lee en un despacho del diario El Nacional de agosto pasado.

Incluso el presidente de Francia, Emmanuel Macron se ha referido al gobierno de Maduro abiertamente como una dictadura. Otros países europeos se han sumado a las críticas.

Maduro: la sombra de los presos políticos

“Tenemos al líder de la oposición oficial dando cobertura a un régimen que encarcela a los oponentes, que dispara a los manifestantes, que intimida a los periodistas y reprime los derechos humanos”, agregó  Johnson.

El jefe de la diplomacia británica resintió que en Venezuela “encarcelan a los opositores, disparan a los manifestantes e intimidan a los periodistas”.

El Foro Penal Venezolano ha contabilizado unos 600 presos políticos, entre los que destaca el coordinador general de VP, Leopoldo López. También Antonio Ledezma permanece bajo arresto domiciliario.

Se han hecho intentos por avanzar en el diálogo, pero todos han sido infructuosos. Una Constituyente avanza en la redacción de leyes y una nueva Carta Magna, al tiempo que una tambaleante Asamblea Nacional resiste con muchas dificultades.

El discurso de Johnson hizo parte de ataques dirigidos al líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, un líder que representa en UK los intereses del socialismo del siglo XXI. Corbyn se considera cercano a la revolución chavista.