Actitud positiva

 

“Tener una actitud mental positiva es preguntar cómo se puede hacer algo en lugar de decir que no se puede hacer.” (Bo Bennett)

Inicié el presente artículo de hoy, con esta frase de Bennett, ya que nadie esta exento de vivir situaciones desagradables sin importar dónde estés, el dinero que tengas o la situación de empleo presente, lo importante es la actitud que tengas.

La palabra “actitud” proviene del latín actitūdo que significa “estar firme”, “ponerse firme”, “estar en frente de”, es decir la manera en que enfrentamos lo que viene hacia nosotros.

La actitud es un estado mental que involucra creencias y sentimientos que influyen en nuestro comportamiento y en las decisiones que tomamos. Una actitud positiva permite a las personas estar en un estado mental muy optimista. Los optimistas tienen la firme creencia que en su vida futura siempre ocurrirán cosas buenas, tal como había ocurrido en su pasado. Una persona con una mentalidad positiva es capaz de describir un acontecimiento negativo como simplemente un incidente y tienen la oportunidad de aprender de sus errores para evitar que estos malos sucesos ocurran en el futuro.

Es imposible tenerlo todo bajo control. No podemos cambiar las cosas que no podemos controlar. Así que por mucho que nos preocupemos, el resultado seguirá siendo el mismo. Hay que aprender a vivir el aquí y el ahora y aprender de las experiencias para no repetir errores. Las experiencias realmente son neutras, nosotros somos quienes le ponemos la connotación emocional. Nosotros somos quienes les ponemos significado. Emitimos juicios de valor a todos y todo y seguramente erramos al hacerlo, por lo tanto debemos dejar de criticarlo todo, de enjuiciarlo todo.  El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada.

Hay que aprender a agradecer por todo lo que vivimos, Gandhi decía que “El hombre no es más que el producto de sus pensamientos. Se convierte en lo que piensa”. Si pensamos en positivo nos convertiremos en seres más felices y estoy convencida que esa es la actitud correcta. La semana pasada hablamos de cesar la queja y congruente con ese pensamiento, hoy mantengo la necesidad de realizar los cambios necesarios para que nuestra actitud sea de pensamientos en positivo.

El cambio es parte del crecimiento personal, cambio es definido como la acción y efecto de cambiar se conoce como cambio (del latín cambium). En muchos casos, se utiliza como sinónimo de reemplazo, permuta o sustitución. El verbo cambiar, por su parte, hace referencia a dejar una cosa o situación para tomar otra. Dejo los pensamientos negativos y los sustituyo por los positivos, aprendo a pensar diferente porque ese cambio sin duda, será beneficioso.

Los miedos, la ansiedad en muchas ocasiones son el detonante de la tan escuchada frase : “Yo no puedo” dicha sin ni siquiera haberlo intentado, la frase con la que inicié el artículo me permite cerrarlo “Tener una actitud mental positiva es preguntar cómo se puede hacer algo en lugar de decir que no se puede hacer.” (Bo Bennett), busquemos los caminos a recorrer, seguramente serán más valiosos que quedarme paralizado viendo como otros logran enfrentar el temor y dar el paso del cambio.

Todo hábito puede cambiar , Tom Hopkins decía; “Ser miserable es un hábito; ser feliz es un hábito; y la elección es tuya.” Repetimos patrones sociales sin muchas veces prestar atención a ellos, sólo actuamos sin medir las consecuencias, los cambios que podamos realizar hoy en nuestros pensamientos nos permitirán preguntar cómo lo puedo hacer….

Stefania Aguzzi

@stefaniaaguzzi