Sanciones petroleras tumbarían definitivamente la industria venezolana

Pozzo di petrolio
L'esportazione del Venezuela alla penisola iberica si è ridotta significativamente. Stando all'autorevole quotidiano spagnolo Abc, Spagna a febbraio, marzo e aprile non avrebbe importato petrolio venezuelano, dando precedenza al greggio proveniente dalla Nigeria, il Messico, l'Arabia Saudita, Kazajistán e anche Azerbaiyán.

CARACAS – Durante su gira por Latinoamérica, el secretario de estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, ha dejado claras las intenciones de su país, de imponer  sanciones petroleras a Venezuela. Quizás la acción más resonante que pudiera lanzar el gobierno de Donald Trump, ya que el petróleo es prácticamente la única fuente de recursos con la que cuenta Venezuela actualmente.

El propio diplomático estadounidense ha afirmado que antes de imponer estas nuevas medidas, serán analizadas las posibles consecuencias que conllevarían a sus ciudadanos y a otros países de la región. La respuesta, hasta los momentos, por parte de los países de la región no ha manifestado apoyo, en el caso de México, ya se descartó esta posibilidad.

Estados Unidos es el principal cliente de PDVSA y es el único que paga sus facturas en menos de 60 días
Estados Unidos es el principal cliente de PDVSA y es el único que paga sus facturas en menos de 60 días

Siendo el petróleo el producto que genera casi la totalidad del Producto Interno Bruto (PIB) que recibe el país, las consecuencias del alcance de estas posibles sanciones son inciertas. En mayor medida, cuando se toma en cuenta que Estados Unidos es el principal cliente de las exportaciones de Petróleos de Venezuela (PDVSA), y el único que paga sus facturas en un lapso menor de 60 días.

Mientras tanto, la industria petrolera venezolana ha venido a pique en su producción y registra los mínimos históricos. Por primera vez en treinta años se producen en el país menos de dos millones de barriles diarios. Por si fuera poco, el alza de precios de los últimos meses se ha detenido y ha comenzado a descender. El petróleo venezolano tiene dos semanas consecutivas de baja, situándose en 58,89 dólares (más de dos dólares menos en una semana).

La merma en PDVSA se da justo en el momento en que su petróleo es menos necesitado por su principal y más confiable cliente. Estados Unidos va encaminado a superar sus mayores registros de producción de petróleo, según la Administración de Información sobre Energía (EIA), el país norteamericano se convertiría en el mayor productor de crudo del mundo, con más de 10 millones de barriles diarios.

Samuel Mora