“El Chacal” busca reducir tres cadenas perpetuas a dos

“El Chacal” lleva a juicio de apelación la sentencia de su tercera cadena perpetua dictada en el año 2017 tras recibir una en 1997 y otra en 2011
“El Chacal” lleva a juicio de apelación la sentencia de su tercera cadena perpetua dictada en el año 2017 tras recibir una en 1997 y otra en 2011

CARACAS – Ilich, Ramírez Sánchez, “El Chacal”, quien fuera miembro del Frente Popular Para la Liberación de Palestina (FPLP) inició un juicio de apelación por la sentencia de cadena perpetua que le fue asignada en marzo de 2017, por un atentado terrorista en la ciudad de París en 1974. El juicio se abrió en la capital francesa con un Ramírez completamente vestido de negro e ingresando a la sala de audiencias con el puño arriba y arrojando un beso a los periodistas presentes.

Uno de sus abogados, Francis Viullemin, aseguró que el equipo defensor pedirá la absolución.

“Es una pelea muy difícil, pero en ocasiones las peleas más difíciles son las más hermosas”, dijo. “Ilich Ramírez Sánchez sigue siendo él mismo, está en plena forma pese a tener 68 años. Va a pelear como siempre hace, en cada juicio”.

La apelación se trata de la sentencia del caso de un atentado terrorista en París en 1974. Se trata de un ataque mortal con una granada contra una galería comercial. En un principio, el caso fue desestimado por falta de pruebas. Sin embargo, posteriormente, y siendo “El Chacal” el único acusado, fue declarado culpable de arrojar la granada.

Contando la sentencia del atentado en 1974, “El Chacal” cuenta con tres cadenas perpetuas en su haber. La primera de estas sentencias, se produjo en diciembre de 1997 como consecuencia del asesinato de tres investigadores, dos franceses y un libanés en 1975. La otra sentencia corresponde al año 2011, producto de un ataque a una estación de ferrocarril que dejó un saldo de 11 personas fallecidas en 1980.

En los años 70s y 80s, “El Chacal” se convirtió en el fugitivo más buscado del mundo. Cobró especial importancia a partir de 1975 cuando lideró un ataque a una reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Fue capturado en 1994 por agentes de inteligencia y trasladado a Francia, donde ha permanecido en reclusión.