Producción petrolera divorcia a Venezuela del mundo energético

Pozo petrolero

CARACAS – La Agencia Internacional de la Energía (AIE) calificó a Venezuela como el principal factor de riesgo que pueda generar déficit en el mercado energético debido a su continuo descenso en la producción petrolera. A pesar de esa variable, el mercado del petróleo continúa dando signos de alcanzar la estabilidad necesaria.

Las cifras que ofrece la AIE detallan que el país continúa en el descenso de su producción al punto de estar extrayendo 1,55 millones de barriles diarios, lo que significa una disminución en febrero de 60 mil barriles. El informe indica que la situación en Venezuela pasa a ser vulnerable a una aceleración del declive y que podría generar un déficit mundial de no existir otros productores que compensen esa disminución.

La agencia estima que la demanda global petrolera tendrá un alza de aproximadamente 99,3 millones de barriles diarios, lo que serían 1,5 millones de barriles más que en el 2017. Estados Unidos continuaría siendo el principal productor de crudo en el mundo y aumentaría su producción en 1,3 millones de barriles diarios gracias a los yacimientos de esquisito.

Producción petrolera cercana al suelo

La producción petrolera en Venezuela pasa a ser alarmante al tomar en cuenta que actualmente tiene los mismos niveles que en la década de los 50’s. La caída ha sido ininterrumpida desde el periodo 2015 – 2016 y el descenso desde el año 2012 significa 1,233 millones de barriles diarios según los datos que suministra el Gobierno venezolano a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El camino que transita Venezuela en su producción lleva un sentido totalmente distinto al del resto de la OPEP, que acumula un aumento de su producción de 11,39% desde el año 2014. Esto, tomando en cuenta que la organización ha llevado a cabo una política de recortes con la finalidad de forzar un aumento en los precios del petróleo.