Escarrá defiende nueva Carta Magna y alerta sobre “golpe lento”

El constituyente Hermann Escarrá dijo que la Carta Magna será profundizada y blindada por la ANC
El constituyente Hermann Escarrá dijo que la Carta Magna será profundizada y blindada por la ANC

CARACAS – Militó por años en las filas de la oposición. Paradójicamente, su hermano (Carlos, ya fallecido) lo hacía en la acera del chavismo. Abogado y constituyente, Hermann Escarrá, se ha ido –de una vez, y antes que el destino le pique adelante- por la calle del medio: ha jurado que la Constitución será profundizada y blindada democráticamente en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

La inclusión de propuestas, nuevas normas y capítulos en la Carta Magna son las cosas que cuidan de ella, ha dicho este corpulento jurista, quien años atrás denunciaba la hipertrofia del Estado, y hoy es uno más de sus soldados.

“Cualquiera de las constituciones de América Latina tienen mecanismos de defensa de su orden constitucional y nosotros no los tenemos, es lo que se va a afinar, blindar constitucional y democráticamente”, quiso poner en claro.

No ha llegado la hora de la chiquita, no se puede hablar de decisiones porque no se ha entrado en el debate plenario, pero “las comisiones han venido recogiendo las aspiraciones, valores, creencias y necesidades del pueblo en los distintos sectores de la vida nacional, y sí podríamos decir que se ha avanzado mucho en la defensa de nuestra economía y de una alternativa”.

Demasiado avanzada para Venezuela

La Constitución de 1963 estaba entre las mejores del mundo, incluso un abogado de alto voltaje, como el doctor José Antonio Giacopini Zárraga, llegó a decir que era una Carta Magna “demasiado avanzada para Venezuela”. Aún así, luego de llegar al poder en 1998, Hugo Chávez mueve cielo y tierra para crear una nueva Constitución, en un proceso constituyente que reunió a la crema y nata de un país y otro, chavista o no; ahí por ejemplo hubo gente de la talla de Charles Brewer Carías, o Juan Manuel Rafalli, verbigracia.

Lo que se ha convocado a mediados de 2017 ha sido leído por muchos analistas serios como un intento por sacar del juego al Parlamento, y tomar el control del país por vía indirecta. De hecho, se ha cuestionado sensiblemente que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) se haya tomado la atribución de convocar unas presidenciales. Nadie creyó que se convocaba para hacer una Carta Magna, ni muchos piensan que eso haga falta, pero acá está Escarrá picando tomando la delantera: ya se habla de lo que será nuestra nueva Constitución.

La Comisión que preside, dijo el experto, consignó un primer documento a la directiva de ANC, a la cabeza de la cual está Delcy Rodríguez. Este “paper” resume los aportes para la profundización de la Constitución en los ámbitos que siguen:

-Defensa de la industria petrolera, de los hidrocarburos.

-La inclusión de sanciones contra el delito de traición a la patria, contra delitos de odio.

-Fórmulas de economía alternativa al rentismo petrolero.

Más de la guerra económica

Puntualizó que el delito de traición a la patria se observa en el orden interno, toda vez que la ANC pondera que hay acciones sistemáticas de sectores de la derecha que tienden a promover el injerencismo y el acoso contra Venezuela en lo económico. La guerra económica tan comentada.

Los mecanismos de relación con los organismos multilaterales tratarán de ser depurados, lo mismo que el sistema de seguridad colectivo continental y mundial. Escarrá echó de menos que haya una campaña de desprestigio contra el Gobierno, que cristaliza en ataques económicos contra el país, según denunció.

Hizo un elogio de la conciencia del pueblo y su cultura política: le han permitido resistir la actual coyuntura y defender la soberanía, se ha tocado el corazón.

“Esto requiere también del fortalecimiento interno y a la par, Venezuela está conducida estratégicamente, El Petro, por una parte, y la relación con Rusia, China y otros países, por otra, a pesar de la fragmentación que ha generado la potencia norteamericana en el sistema de seguridad colectivo continental”.

Las sanciones son un “ataque directo al Estado venezolano, a la estructura democrática y su gobernabilidad”, ha dicho Hermann Escarrá
Las sanciones son un “ataque directo al Estado venezolano, a la estructura democrática y su gobernabilidad”, ha dicho Hermann Escarrá

No quiso dejar de tocar el punto de las sanciones en contra del país. Como un “ataque directo al Estado venezolano, a la estructura democrática y su gobernabilidad” fueron calibradas por Escarrá. Los países y organizaciones internacionales –se ha llevado una mano al pecho- que han incurrido en estas sanciones (en las que él mismo está incluido, dicho sea de paso) no persiguen sino dar “un golpe lento” al Ejecutivo. Al chavismo siempre le gustó insinuar que hay un complot en su contra acá o allá.

Alejandro Ramírez Morón