A Dicom “le falta músculo” para atender al sector privado

Apenas 5 millones de dólares han sido adjudicados al sector privado este año a través de las subastas DICOM
Apenas 5 millones de dólares han sido adjudicados al sector privado este año a través de las subastas DICOM

CARACAS – Solo 2,8 millones de dólares se asignaron vía DICOM, durante el mes de febrero, y en marzo la cifra ronda los 2,2 millones de dólares. Esto es un monto de 5 millones de dólares, que no deja de ser bastante pingüe para lo que pueden ser las necesidades del sector privado, en cuanto a compra y mantenimiento de equipos, pago de personal nativo y extranjero, etcétera.

Aristimuño Herrera & Asociados viene alertando que el nuevo sistema Dicom, impuesto por el Gobierno nacional, no será suficiente ante una demanda “in crescendo” de divisas. “El Dicom está ofertando menos de 2 millones de dólares por subasta en promedio. Bajo las condiciones actuales, la economía necesita de entre a 20 a 30 millones de dólares por día y está muy lejos de eso”, señaló la firma en uno de sus informes más recientes.

La tasa DIPRO –que se reservaba para áreas prioritarias como alimentos y medicinas- ha sido sacada del juego. Se ha pasado a un sistema de flotación ficticia, entre DICOM y paralelo, que no deja de ser un guiño ante lo que ya algunos funcionarios rojitos venían reconociendo.

“No desconocemos la existencia del mercado”, dijo, en su momento, Pérez Abad.

Según Aristóbulo Istúriz la culpa de todo la tiene, sin embargo, el portal DolarToday. El carismático maestro lo ha disparado a quemarropa:

“Si desmontamos el control de cambio, caemos”.

En su trinchera, el experto petrolero José Toro Hardy ha querido llevarle la contraria:

“Yo creo que caen si no desmontan el control del cambio, porque la economía va a colapsar si no lo hacen”.

Cada vez menos dólares

Ramón Castillo –economista- ha dicho que los “números reflejan claramente y confirman la grave realidad económica del país: cada vez hay menos dólares que ofertar a los sectores público y privado, que son claves para la reactivación del aparato productivo nacional.  Acá se evidencia que la liquidación de las divisas no se realiza de forma equitativa y regular, hay sectores que no reciben ni un solo dólar y podrían desaparecer”.

Y ha querido ir más lejos:

“Lo más óptimo es que mínimo y en el peor de los casos es que se oferten unos 10 millones de dólares diarios. Si se mantiene la reducción en las liquidaciones oficiales al sector privado esto generará una fuerte contracción de las importaciones y el incremento de la proporción de las compras de divisas en el mercado no oficial. Venezuela se encamina a su quinto año consecutivo en recesión y con menos posibilidades de salir de esa espiral”.

En 2014 las liquidaciones de divisas al sector privado promediaban los 126 millones de dólares. Un derrumbe estridente vino después: a un promedio de 18 millones cayeron en 2016. En 2017, la cifra rondó los 8 millones de dólares.