Suspendidos vuelos de Copa Airlines en Venezuela

El Gobierno de Nicolás Maduro suspendió todos los vuelos de la empresa panameña Copa Airlines, desde y hacia el territorio nacional, por 90 días prorrogables
El Gobierno de Nicolás Maduro suspendió todos los vuelos de la empresa panameña Copa Airlines, desde y hacia el territorio nacional, por 90 días prorrogables

CARACAS – El Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) anunció la suspensión de los vuelos de la empresa panameña Copa Airlines por 90 días “prorrogables”, a partir del 6 de abril de este año.

A través de un comunicado, publicado en su cuenta en Twitter, el INAC informó que esta acción se tomó “como medida para proteger el Sistema Financiero Venezolano”.

“Estableciendo la debida regulación conforme a las políticas, se suspenden a partir del 06 de abril de 2018, por un lapso de noventa (90) días prorrogables, todos los vuelos de la Compañía Panameña de Aviación S.A. (Copa Airlines) desde y hacia el territorio nacional”, cita el documento.

Por su parte, la aerolínea manifestó:

“Con el objetivo de brindar atención a sus pasajeros que tienen vuelos programados hacia y desde Venezuela en los próximos 90 días, Copa Airlines ofrece la posibilidad de reembolsar sin penalidades la totalidad del valor de sus boletos aéreos no utilizados. De la misma manera, los pasajeros que hayan iniciado su vuelo podrán reembolsar sin penalidades el trayecto no utilizado”.

La decisión conjunta entre los ministerios de Interior, Justicia y Paz, de Comercio Exterior e Inversión Internacional, y de Economía y Finanzas, ocurrió luego de que el Gobierno panameño sancionara a 55 funcionarios venezolanos por representar un “alto riesgo de blanqueo de capital”.

Panamá y Venezuela

El presidente Nicolás Maduro suspendió las relaciones económicas por 90 días con un grupo de funcionarios panameños incluyendo al presidente de Panamá, Juan Carlos Varela. Así como con 46 empresas del país centroamericano, entre las que se encuentra la aerolínea.

En una resolución se acordó tomar estas medidas por “el uso recurrente del sistema financiero panameño por parte de sujetos nacionales venezolanos para movilizar dinero y bienes provenientes de delitos contra el patrimonio público”.

Varela calificó la decisión como una “cantinflada” y de inmediato cumplió su advertencia de “responder con toda la energía”, retirando a su representante diplomático.

La cancillería, mediante un comunicado, señaló:

“El gobierno de Panamá ha decidido retirar a su embajador en la República Bolivariana de Venezuela, Miguel Mejía, y solicita al gobierno venezolano retirar a su embajador acreditado en Panamá, Jorge Durán Centeno”.

Ante esto, el presidente Maduro llamó a consultas al embajador en Panamá.

El vicepresidente Tareck el Aissami informó a través de Twitter que Maduro tomó esta decisión “en resguardo a los sagrados intereses de la patria de Bolívar y del pueblo venezolano“.

Asimismo, el Aissami aseguró que Varela, al retirar a su diplomático en Caracas, “pretende distraer la atención de la grave descomposición moral que atraviesa su gobierno”.

Con estos acontecimientos,  Panamá y Venezuela entraron en una nueva crisis bilateral, tras un largo historial de tensión.