PDVSA reduce cada vez más su tamaño

El puerto Jose tiene concentrada la mayor parte de las exportaciones de PDVSA luego de que la empresa estatal suspendiera sus actividades en el Caribe
El puerto Jose tiene concentrada la mayor parte de las exportaciones de PDVSA luego de que la empresa estatal suspendiera sus actividades en el Caribe

CARACAS – Los buques de PDVSA en el Caribe lucen como ratones huyendo hacia su madriguera. La ofensiva que inició ConocoPhillips en las islas de Bonaire y San Eustaquio a las instalaciones de PDVSA se extenderán hacia Aruba y Curazao y por eso la empresa estatal dio orden a sus buques regresar de manera inmediata a las aguas territoriales venezolanas o, dependiendo del caso, en Cuba.

Momentáneamente, PDVSA tomó la decisión de suspender sus actividades en el Caribe, concentrando, de esta manera, la mayor parte de su exportación petrolera a su principal puerto, Jose. Esto se debe, a la deuda de dos mil millones de dólares que la empresa estadounidense ConocoPhillips planea cobrar a la empresa venezolana a través de la confiscación de sus activos.

Las acciones de ConocoPhillips pueden acarrear consecuencias de gran magnitud para PDVSA y por ende, en toda la economía nacional. Las instalaciones petroleras de Aruba, Bonaire, Curazao y San Eustaquio representaron, el año pasado, aproximadamente el 24% de las exportaciones de PDVSA (400 mil barriles diarios). En total, la empresa estadounidense ha embargado al menos 4,8 millones de barriles de crudo almacenado.

La paralización de la actividad de PDVSA en Curazao también afectaría en gran medida la economía de la isla perteneciente al reino de Holanda, así lo aseguró el primer ministro Eugene Rhuggenaath. La refinería Isla, que maneja PDVSA, aporta cerca del 10% del Producto Interno Bruto (PIB) de la isla, además de ser el surtidor de combustible ara la comunidad y las embarcaciones.

ConocoPhillips no es el único enemigo con el que cuenta PDVSA entre las grandes empresas petroleras y de minería que operan en el mundo. La compañía minera canadiense Rusoro está detrás de la filial de la empresa estatal en Estados Unidos, Citgo, en una disputa de arbitraje. PDVSA está enfrentado hasta 30 juicios como consecuencia de las políticas de expropiación del fallecido presidente Hugo Chávez.