Existe crisis eléctrica y crisis de trabajadores eléctricos

Los trabajadores del sector eléctrico convocaron a toda la Federación Eléctrica para ir a paro nuevamente como el pasado cuatro de junio
Los trabajadores del sector eléctrico convocaron a toda la Federación Eléctrica para ir a paro nuevamente como el pasado cuatro de junio

CARACAS – La crisis eléctrica se ha unido a la crisis económica y está unión estalló en un llamado a paro nacional por parte de los trabajadores eléctricos este lunes 11 de junio para todo el sector. La razón específica por la que se desarrollaría esta huelga sería la nueva oferta salarial por parte del Estado, único responsable de la electricidad en el país.

En una serie de videos difundidos a través de redes sociales, trabajadores del sector eléctrico convocan a toda la Federación Eléctrica (Fetraelec) y a todos los trabajadores eléctricos distribuidos en todo el país. Piden cumplir cabalmente el “ausentismo laboral” argumentando que con la actual crisis económica y la hiperinflación que esta conlleva, el salario ofrecido por el gobierno de Nicolás Maduro supone una “burla”.

Este sería el segundo lunes consecutivo en el que los trabajadores eléctricos acuden a un paro para exigir mejoras salariales y laborales. El pasado cuatro de junio se llevó a cabo el primero, que los representantes sindicales de este sector calificaron como un éxito. Acorde a las cifras que ellos mismos presentan, el primer llamado se cumplió en aproximadamente un 80% .

El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, haber buscado, a partir de una “mesa de discusión del contrato colectivo del sector eléctrico, un salario digno y justo”. Los representantes de los empleados han acudido a estas conversaciones, pero han rechazado todas las ofertas que ha ofrecido el ejecutivo por considerarlas insuficientes.

Motta Domínguez ha recurrido al discurso oficialista para intentar aplacar los ánimos de los trabajadores indignados.

“En estos momentos, donde nuestra Amada Patria es atacada por fuerzas imperiales, debemos estar unidos y no crear divisiones y controversias que pueden afectar nuestra estabilidad, soberanía e independencia”. Aunado a esto, aseguró que el llamado a ausentismo laboral “no tiene asidero legal”, puesto que considera que no se han agotado los mecanismos establecidos en la ley.