Naciones denuncian corrupción con alimentos en Venezuela

Proponen cooperación internacional para colaborar a combatir las redes ilícitas y funcionarios corruptos que manipulan y juegan con el hambre de los venezolanos
Proponen cooperación internacional para colaborar a combatir las redes ilícitas y funcionarios corruptos que manipulan y juegan con el hambre de los venezolanos

CARTAGENA – Representantes de los ministerios de economía de Colombia, México, Panamá y Estados Unidos, a través de una declaración conjunta, reconocieron la importancia de la cooperación internacional para combatir las redes de financiamiento ilícito y a los funcionarios que se amparan en la corrupción y respaldan el régimen del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Explicaron que régimen venezolano usa los alimentos y la ayuda humanitaria como un arma para el control social de la población, a la par que condenaron el robo de los fondos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), encargados de la distribución de alimentos a las familias venezolanas inscritas en ese sistema discriminatorio.

Según se concluyó durante el encuentro, la población venezolana está pasando hambre a expensas de la corrupción del régimen, manifestó Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda de Colombia.

“El hambre en Venezuela es producto del robo de recursos por parte de organizaciones criminales que están perjudicando a la población venezolana”, detalló.

Por su parte, Marshall Billingslea, subsecretario del Tesoro de Estados Unidos dijo que Venezuela está haciendo frente a un comportamiento que calificó como de “los más horrendos” y aseguró que se trata de un “crimen contra la humanidad”, reseñó EFE.

Billingslea explicó que “ellos roban del programa CLAP en 4 o 5 etapas” y que lo primero que hacen “es que mueven el dinero a una entidad gubernamental venezolana” y “luego le dan un contrato a una persona que está dentro del régimen, por lo que no hay ningún tipo de transparencia comercial”.

Esas personas que forman parte del régimen,  vende el contrato a varias empresas y obtiene un beneficio y a su vez, las empresas subcontratan con sobreprecio para producir las cajas de alimentos. Una vez producidas las cajas son entregadas a las compañías transportadoras, las cuales pagan sobornos para llevar la comida a los puertos.

Indicó que cuando la comida está en los puertos venezolanos, los militares sacan de las cajas lo que desean y lo venden en el mercado negro, por lo que sólo una parte de los alimentos es lo que llega a los venezolanos.

Cárdenas afirmó que en Venezuela  también se adelantan otras investigaciones asociadas a la corrupción y lavado de activos, que son promisorias pero están en proceso de investigación, reseñó el Estímulo.

El quinto encuentro de este grupo, sin fecha establecida todavía, está previsto celebrarse en Washington y se espera se sumen España y Argentina.