Grupo Idea crítica al Vaticano y España por crisis en Nicaragua y Venezuela

20 ex gobernantes denuncian posición del Vaticano y de España por las situaciones de violaciones de los derechos humanos de nicaragüenses y de venezolanos que se han registrado los últimos meses
20 ex gobernantes denuncian posición del Vaticano y de España por las situaciones de violaciones de los derechos humanos de nicaragüenses y de venezolanos que se han registrado los últimos meses

CARACAS – Este lunes el grupo Iniciativa Democrática de España y de las Américas denunció las violaciones de los derechos humanos que sufren  los ciudadanos de Nicaragua y Venezuela por solo expresar sus opiniones e ideas.

El grupo da un respaldo a las declaraciones realizadas por la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Parlamento Europeo y el Grupo de Lima. Y expresa su “preocupación por el silencio, la celosa prudencia, o el giro de comportamiento de algunos actores fundamentales de la opinión mundial, como el Estado Vaticano y ahora el Gobierno de España, ante las atrocidades que hoy ocurren en América Latina a manos de gobiernos abiertamente dictatoriales”.

Las Conferencias Episcopales de ambos países denuncian y condenan “crímenes de trascendencia internacional”.

En los últimos meses, el Vaticano y España han expresado su posición. Y lo han hecho de manera diáfana al sostener la necesidad del diálogo para resolver la crisis  del conflicto en Nicaragua y en Venezuela. La Iglesia de Nicaragua ha tratado de mediar entre Gobierno y Oposición, a pesar de que ha sido víctima en distintas ocasiones de ataques de” grupos paramilitares que han sembrado terror y violencia”.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell, desaconsejó viajar a Nicaragua porque considera que el país está en una guerra civil. La semana pasada respaldó a la ONU en el proyecto de reforma electoral de la OEA para resolver la crisis en Nicaragua.

El Grupo IDEA considera que ningún Gobierno puede invocar “la soberanía y la no intervención” para violar  los derechos humanos. Los derechos son limites al poder del Estado. Exhorta al Gobierno de Nicaragua a aceptar un calendario electoral para que se resuelva democráticamente la crisis política y hace un llamado al gobierno de Venezuela para que establezca un canal humanitario que salve a los miles de ciudadanos que sufren la terrible crisis del país.