Italia ni con uno ni con otro

CARACAS – El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, argumentó que la mejor manera de salir de una crisis como la venezolana, es “no decantarse ni a favor del oficialismo ni de la oposición”,  y exhortó a  la celebración de una nuevas elecciones presidenciales para la nación suramericana.

Conte señaló que Maduro “no está legitimado” dado que las elecciones de 2018 por las que fue elegido presidente, no respetaron los estándares internacionales, pero agregó que eso “no significa reconocer a Guaidó”.

“El mejor modo para salir de una crisis es no decantarse a favor de uno u otro”, señaló el primer ministro al referirse a la polémica de la presidencia en Venezuela, en la que el gobierno insiste que Maduro fue reelecto y juramentado el 10 de enero, mientras que la oposición reconoce a Guaidó como presidente encargado desde el pasado 20 de enero.

Conte representa una línea intermedia entre los dos partidos que forman su Ejecutivo: El antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S), partidario de la no injerencia, y la ultraderechista Liga, muy crítica con el chavismo y con Maduro.

Italia es uno de los pocos países de Europa que no ha querido reconocer a Juan Guaidó como presidente interino, sin embargo, éste envió cartas a los dos vicepresidentes de Italia, con el fin de enviar una delegación que explique a los líderes de ambos partidos (Luigi Di Maio y Matteo Salvini), los planes que existen para recuperar la democracia y convocar elecciones libres y transparentes en Venezuela.

El lunes 11 Salvini recibirá en Roma a los enviados de Guaidó, mientras que el jefe del Cinco Estrellas le ha manifestado su deseo de “evitar cualquier interferencia externa”.

Sin embargo, Italia envió a su canciller Enzo Moavero Milanesi, a participar en la reunión del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela que se reunió este jueves en Uruguay.

Igualmente, la viceministra de Exteriores, Emanuela Del Re, confirmó que Italia destinará dos millones de euros como ayuda a la población de Venezuela, donde viven 143 mil ciudadanos italianos y más de un millón de personas tienen orígenes en el país europeo.