Zozobra embarcación con 29 venezolanos

CARACAS- Entre el 23 de abril y el 15 de mayo unas 57 personas que zarparon de costas venezolanas desaparecieron en altamar, tras zozobrar dos pequeñas embarcaciones que trasladaban pasajeros desde el poblado de Güiria en el estado Sucre hacia Trinidad y Tobago.

El jueves pasado un peñero identificado como Ana María, con matrícula Arsi 0029, zozobró con al menos 29 personas a bordo entre las que se cuentan dos menores de edad y una mujer embarazada; en este caso no hay reportes oficiales sobre rescatados.

De la misma formas el 23 de abril, 38 personas a bordo de un peñero identificado como Jhonaili José, naufragó y solo nueve personas lograron ser rescatadas en ese entonces. Se desconoce el paradero de 29 pasajeros.

Para hallar sobrevivientes del naufragio, el rastreo se realiza desde Carúpano y Margarita, con el Plan Zar 35 de búsqueda y salvamento. Hasta el domingo 19, las autoridades regionales no habían activado protocolos formales de búsqueda desde Güiri.

De forma extraoficial, en Trinidad y Tobago informaron sobre el rescate de un hombre de 25 años, identificado como Alberto Abreu, que viajaba en la embarcación Ana María.

Familiares de las víctimas del naufragio aseguran que se trata de personas que huían de la crisis política y social de Venezuela y que buscaban mecanismos para producir dinero en moneda extranjera para enviar, en forma de remesas, a sus familiares en el país.

Son los mismos familiares quienes denuncian la falta de acción de las autoridades en la búsqueda de posibles sobrevivientes del peñero Ana María.

A falta de información oficial, en Güiria presumen que la embarcación Ana María naufragó en el mismo punto donde se hundió el peñero Jhonaili José, en una zona conocida como Boca Dragón donde confluyen las corrientes marítimas del Mar Caribe y el océano Atlántico.

El domingo 19 de mayo no había actividades de búsqueda para los 29 desaparecidos del naufragio. En el Puerto La Playita no había pescadores en labores de rescate ni autoridades con embarcaciones oficiales. Solo algunos funcionarios de Protección Civil Sucre, de los bomberos municipales y una pizarra acrílica con los nombres de los náufragos. Hasta ese momento tampoco hubo pronunciamiento de autoridades municipales ni regionales.

Los familiares seguían buscando, entre amigos y propietarios de peñeros, quienes pudieran ayudar en la búsqueda de sobrevivientes.

Los habitantes de la zona afirman que, diariamente, zarpan dos o tres peñeros, con más de treinta personas a bordo, que trasladan pasajeros hacia Trinidad en calidad de migrantes. Estas embarcaciones salen, en su mayoría, a altas horas de la noche y no cumplen protocolos formales de zarpe.