Usier de Juan Toro es “un vestigio del país”

CARACAS – Fue presentado “Usier” la reciente publicación de Juan Toro Diez, fotógrafo, comunicador social y artista, quien a través de una secuencia de imágenes, plasma un testimonio del vacío y progresivo desmantelamiento de una fábrica en Venezuela.

La situación muy bien podría compararse con la realidad que enfrenta el país o transpolarse a cualquier lugar o situación, pero en este caso, es reflejo del entorno que se vive en Venezuela y que representa el cambio que puede gestarse en las vidas de las personas y de una nación.

Ana Teresa Torres bien lo expresó durante la presentación del libro de Toro, cuando señaló que el tema de la narrativa se aprecia en un mismo espacio que va desvaneciéndose y cada día va dejando las mismas áreas sin muebles, lo que comprueba cómo cambia la vida de las personas y su coincidencia con la diáspora.

Destacó  que en Usier no sólo se deja un vacío en los trabajadores de la pequeña empresa, sino que toca todas las claves lo que se vive en Venezuela, como la diáspora, el desempleo, la pobreza, la producción y todo está narrado en el desarrollo de las imágenes, porque es” un vestigio del país”.

Desmantelando vidas

El evento que se desarrolló en la Librería el Buscón del Trasnocho para dar a conocer la reciente obra de Toro producida por Monroy Editor, contó además con la presencia de Lorena González y Humberto Valdivieso, quienes junto a Ana Teresa Torres, emitieron sus impresiones sobre el reciente trabajo de Toro y lo relevante que resulta para la coyuntura actual de Venezuela.

Asimismo, compararon la desaparición de lo que fue una próspera fábrica con la de una nación pujante, que con el paso del tiempo ha ido quedando vacía, sólo conservando recuerdos y perdurando únicamente en la memoria de quienes vivieron lo que fue.

Usier en un ensayo visual que además nos dice que estamos aquí y que la ciudad es así, esto sigue pasando y quizá tenemos  la posibilidad de rescatar los fragmentos que nos ayudan a no olvidar, comentó González.

El dolor como protagonista

Valdivieso, por su parte, afirmó que este es un libro de 2019 y 2020 que no pudo haberse apreciado igual hace diez años, porque el modo de aproximarse al conflicto del país era distinto.

Destacó que la publicación hace énfasis en el tratamiento del dolor como concepto y a través de imágenes se hacen distintas aproximaciones de ese sentimiento y justamente es un fotógrafo quien ve al país y lo que ocurre.

Pensar y poner en contexto el dolor es diferente que en otras oportunidades, ahora se habla desde otro lugar, es otro discurso con el dolor desde una mirada más intima que muestra lo que no se ve en la gente, pero ahora es un dolor muy privado y de los que nunca tuvieron voz.

“Hay una especie de valentía de aproximarse al alma íntima del abandono, de la gente común, de lo cotidiano y dejar testimonio del vacío que está allí”,

Usier lleva a comprender que en un futuro ese espacio se llenará con otra gente, y el testimonio quedará olvidado, mientras que el libro perdurará en la historia para marcar el vacio, puntualizó Valdivieso.

Letizia Buttarello