Venezolanos residentes en España, vía crucis inexplicable

Los venezolanos residentes en España y varados en Venezuela reclaman el mismo trato que reciben los ciudadanos con pasaporte español
Los venezolanos residentes en España y varados en Venezuela reclaman el mismo trato que reciben los ciudadanos con pasaporte español

MADRID – Son venezolanos residentes en España. Y, como tales, tienen derecho a regresar. Sin embargo, no logran hacerlo. En Madrid, en Valencia, en Barcelona, en otras ciudades y en las islas tienen algún familiar que los esperan.

Algunos son comerciantes y pequeños empresarios. Otros, trabajadores. Como a tantos españoles, la pandemia, y las medidas para contener los contagios, los encontró fuera del país.  Ahora, necesitan volver.

Venezuela, otrora puerto seguro para miles de inmigrantes, en los últimos 10, 15 años se ha vuelto país de emigración. Más de 5 millones, calcula la Onu. Tantos son hoy los venezolanos en el exterior. Un éxodo nunca visto en América Latina. Mucho menos en un país sin guerra.  Tras la escalada de inseguridad, atropellos políticos, falta de futuro, carencia de alimentos y medicinas, miles de venezolanos han buscado, y encontrado en España lo que Venezuela ya no podía darle: tranquilidad y la ilusión de un mejor porvenir.

Desandar caminos. Muchos de los que hoy viven en España, eran a su vez hijos o nietos de inmigrantes españoles. Otros tantos, hijos o nietos de ciudadanos europeos. Todos ellos sencillamente escogieron hacer de España su nueva patria. Todos ellos han echado nuevas raíces, han formado familias, han encontrado nuevos amigos y han empezado nuevos trabajos. Poco a poco, han superado el dolor del desarraigo. Y están reconstruyendo sus vidas.

En Venezuela dejaron sus casas y oficinas. Sobre todo, ahí sigue viviendo parte de sus familias, sus seres queridos. Quienes prefirieron quedarse, por lo general, son los más ancianos: padres, madres, abuelos. Ellos tienen una mayor resistencia a la hora de dejar todo para transferirse a otra ciudad, a otro País a otro continente. Estas son algunas de las razones por las cuales los venezolanos residentes en el exterior regresan con cierta regularidad a Venezuela. Nada extraño, en verdad. Nada extraño hasta el momento en el cual la pandemia paralizó el mundo. Muchos españoles, y también muchos venezolanos residenciados en España, quedaron varados en Venezuela, tras haber ido por pocos días o pocas semanas. Algunos a visitar a sus familiares. Otros a realizar algún trámite burocrático. Y otros más a revisar las condiciones de sus casas.

Nunca imaginaron que sería un viaje sin fecha de regreso. Nunca hubiesen podido suponer que quedarían varados en Venezuela sin saber cuándo poder regresar a España.

Las autoridades diplomáticas españolas, en colaboración con las de otros países, han organizado dos viajes para permitir el regreso de centenares de europeos. Sin embargo, a la hora de ofrecer esa posibilidad a los españoles, los diplomáticos han dado prioridad a quienes tienen pasaporte español. Y, por consiguiente, dejado de lado a quienes solamente cuentan con el documento de residencia.

En consideración de las gravísimas condiciones que atraviesa Venezuela – un país con un sistema sanitario colapsado, con higiene precaria por la falta de agua y luz y ahora también con una escasez muy grave de gasolina – y también en consideración de la necesidad de esos venezolanos-españoles de regresar a sus casas en España, se torna realmente urgente coordinar un vuelo en el cual puedan volver también ellos.

La “Asociación Españoles Varados en Venezuela”, el pasado 15 de mayo, envió una carta abierta a diferentes sedes diplomáticas explicando la difícil y angustiante situación que están viviendo quienes necesitan y tienen el derecho de regresar a España. A tal fin se amparan en el “Boletín Oficial del Estado” del día 12 de mayo de 2020. Este, en su artículo 2 apartado b, establece que los españoles residentes tienen el derecho de poder entrar a España de la misma forma en la que lo hace un ciudadano nacional.

En la misma carta escriben: “…dentro de nuestra organización se encuentran casos de emergencia tanto en salud como económicos, existen madres que tienen más de dos meses que no ven a sus hijos, existen hogares vacíos y al día de hoy no ven a ciencia cierta cuando se dará el tan anhelado reencuentro. Hoy con esta carta hacemos un llamado al cumplimiento de nuestros derechos, al derecho de volver a casa y reencontrarnos con nuestras familias, al derecho de poder volver y conservar nuestros trabajos”

Permitir que, tal y como lo solicita la Asociación Españoles Varados en Venezuela” a las autoridades competentes, los venezolanos residentes en España puedan regresar al País es respetar la ley. Está en su derecho que se les permita reanudar sus vidas, reencontrar a sus familias en España, retomar sus trabajos y, para quienes dependen de ello para sobrevivir, seguir con los tratamientos médicos. En fin, que no se les trate como ciudadanos de “clase b”.

Redazione Madrid