Carguero Nabarima se hunde en el Golfo de Paria

CARACAS – El buque petrolero Nabarima, que contiene más de un millón de barriles de petróleo, se está inclinando peligrosamente y corre el riesgo de zozobrar en el golfo de Paria. Una foto tomada el 13 de octubre muestra al tanquero inclinándose peligrosamente, publicó Conflicts News Worldwide en su cuenta de Twitter.

La foto fue proporcionada por Gary Aboud, secretario corporativo de Fishermen and Friends of the Sea, organización ambientalista de Trinidad y Tobago. “El Nabarima es inestable y se hunde”, aseveró.

“Hace un par de meses, hubo informes de que el barco se estaba inclinando y que algunos compartimentos se inundaron, esos problemas se solucionaron, pero está claro que ahora hay grandes problemas”, puntualizó Conflicts News Worldwide.

Por su parte, Eudis Girot,  director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpve) hizo la denuncia el 31 de agosto del mal estado de esa unidad y aseguró que las condiciones del FSO Nabarima son “pésimas” y sus equipos se encuentran totalmente deteriorados. Agregó que la cubierta inferior y los equipos están a tres metros bajo el agua.

Mientras, un director ejecutivo de Pdvsa, Pedro Figuera, escribió en Twitter el miércoles 2 de septiembre en la noche que la embarcación “cumple con estándares de seguridad operacional y ambiental”.

“Las condiciones de normalidad y confiabilidad operativa del buque Nabarima han sido evaluadas satisfactoriamente”, agregó Figuera, quien también divulgó un video de los trabajadores a bordo del buque.

La empresa italiana ENI había dicho más temprano el 2 de septiembre que el buque estaba “estable” y que evaluaban opciones para descargar el crudo, algunas de las cuales necesitarían autorización bajo el régimen de sanciones de Estados Unidos.

El 21 de septiembre el Ministerio de Energía de Trinidad y Tobago manifestó que estaban concluyendo acuerdos con Venezuela para permitir que sus inspectores accedan al Nabarima.

La inspección del Nabarima, con bandera venezolana, tiene como objetivo “verificar de forma independiente los informes que indican que el buque se ha estabilizado y que las fugas de petróleo no representan una amenaza para nuestras aguas”.

Lo cierto es que a la fecha, es FSO sigue escorando notablemente, como se aprecia en la foto de este 13 de octubre.

El Nabarima es un tanquero utilizado como unidad flotante de almacenamiento y despacho de crudo (FSO en inglés) tiene una capacidad de hasta 1,3 millones de barriles de crudo. Ha estado amarrado en el campo costa afuera Corocoro, en el Golfo de Paria, durante 10 años, el cual es operado por la empresa mixta Petrosucre, S.A. ENI tiene una participación minoritaria del 26%.