El Banco de España está a favor de la reforma fiscal del Gobierno

MADRID – El Banco de España publicó este jueves su informe anual, con varias modificaciones que considera necesarias para la recuperación económica del país. El ente está a favor de la reforma fiscal del Gobierno y solicita una mayor fiscalidad verde para dar paso a los cambios.

En ese sentido, el organismo encuentra necesaria una revisión “integral” del sistema tributario para lograr que la recaudación fiscal sea “suficiente” para financiar el nivel de gasto previsto. Igualmente, defiende reforzar la fiscalidad verde y revisar los beneficios fiscales de las diferentes figuras tributarias.

El Informe Anual 2020 del Banco de España asevera que el sistema tributario necesita ciertos “ajustes” para aumentar su recaudación, lo que se puede realizar mediante modificaciones de impuestos ya existentes o bien, a través de la introducción de nuevas figuras tributarias.

Asegura que, solo de esta forma es posible “maximizar” la eficiencia en la captación de los ingresos impositivos y “minimizar las distorsiones” que ello produce en la actividad económica, y recuerda que el Ministerio de Hacienda creó recientemente un comité de expertos para analizar en profundidad el sistema fiscal español.

El informe registra que España cuenta con una de las menores recaudaciones impositivas a nivel comunitario, en relación a otros países. Resalta la menor recaudación por IVA, un punto por debajo de la media aritmética de la zona euro. Ante esto, subraya la necesidad de revisar con detalle los “múltiples beneficios fiscales” del sistema tributario y reconoce que existe “un amplio margen de mejora”.

Recomendaciones

El documento, hace referencia a las recomendaciones de la AIReF, como la revisión de los tipos reducidos de IVA, la reformulación de la reducción por alquileres de vivienda en el IRPF y la reconsideración de los tipos reducidos en los impuestos especiales sobre el diésel. Es en este punto donde el organismo apunta por aumentar la fiscalidad medioambiental.

Entre otras recomendaciones el Banco de España exhorta a mantener las ayudas a empresas, así como maximizar la efectividad de los fondos y mejorar los mecanismos de reestructuración de deudas, fomentando los sistemas preconcursales y rebajando el papel de los acreedores públicos. También, advierte sobre el incremento de la desigualdad tras la pandemia de coronavirus y solicita extender el IMV. Así, pide políticas de redistribución de la riqueza y aumentar el mercado de la vivienda en arriendo.

Fondos europeos

Recomiendan utilizar los fondos europeos para atenuar parcialmente el sobrecoste de las empresas durante la transición hacia el nuevo modelo.

En lo que se refiere a materia laboral aboga por mantener los ERTE en los próximos meses en aquellos sectores más afectados por la crisis y pide que faciliten la reasignación del empleo hacia empresas y sectores más productivos.

En cuanto al sector bancario, hace un llamado a que las entidades sostengan sus provisiones por el impacto del covid-19 en los próximos años o incluso los aumenten si la recuperación económica se torna lenta.

A futuro, alerta de que las necesidades de liquidez de las empresas más afectadas por la pandemia “todavía serán relativamente elevadas” y que algunas incluso podrían haber consumido el pasado año una parte de sus reservas de liquidez.

Redacción Madrid