En Venezuela se violan todos los DDHH al mismo tiempo

CARACAS – Durante el encuentro Estatus de la violación de DDHH en Venezuela que se celebró de manera virtual, Delsa Solórzano, presidente de la Comisión Especial de Justicia y Paz de la Asamblea Nacional, tildo de terribles los crímenes de lesa humanidad documentados y entregados a la Corte Penal Internacional (CPI), lo que demuestra que en Venezuela se violan todos los derechos al mismo tiempo.

Dijo que representa a unas 200 víctimas que han presentado sus casos, entre los cuales hay de asesinato a tortura contra una población, y además hay otras pruebas que determinan que en Venezuela se han cometido crímenes de lesa humanidad.

Agregó que además de ello, el régimen de Maduro está acusado de narcotráfico y terrorismo y tildado de ser una dictadura militar.

Explicó la diputada que la retirada del apoyo de Argentina al a denuncia contra Maduro en la CPI es parte de una estrategia que busca demostrar que los delitos que se han cometido en Venezuela son violación de derechos humanos y no crímenes de lesa humanidad.

Borrar palabra “violación”

Rafael Uzcátegui, director de la ONG Provea, quien también estuvo en el foro, manifestó que el régimen busca desaparecer de los titulares y medios la palabra violación de los DDHH, sin embargo, esa situación se ha empeorada con la crisis por la pandemia.

Indicó que las ONG que se han reunido con el comisionado designado en Venezuela, consideran que es insuficiente la presencia de la Comisión de Derechos Humanos para detener la violación de derechos humanos, y por el contrario, la situación se ha ido agravando y el Covid ha sido una oportunidad para que el gobierno aplique mecanismos de control sobre la sociedad.

“Desde le llegada del COVID-19 han sido detenidos 123 líderes de la oposición, 68 trabajadores de medios de comunicación, 27 defensores de la sociedad civil, quienes han venido visibilizando la crisis durante la pandemia”, indicó.

Entre los otros participantes del foro estuvieron Elisa Trotta, representante de la Asamblea Nacional en Argentina y Brian Shapira, consejero académico de CADAL.

Redacción Caracas