Conindustria: “La mala calidad del combustible daña los vehículos”

CARACAS – El presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustrias), Luigi Pisella, señaló que en los reportes más recientes que han recibido en cuanto al suministro de combustible están colmados de reclamos en relación a la calidad, lo que le está ocasionando un grave daño al parque automotor.

“En cuanto a la gasolina a precios internacionales hay colas muy moderadas o muy pocas, lo que si existe son quejas en relación a la mala calidad del combustible que está ocasionando muchísimos daños al parque automotor”, explicó.

Asimismo, manifestó que en el estado Nueva Esparta son muy extensas las colas para llenar el tanque con gasolina subsidiada.

“En Yaracuy desde hace unos 30 días se ha agudizado el problema y hay fuerte congestionamiento para surtir en ambas modalidades”, dijo Pisella.

Igualmente, “en Lara ha empeorado la situación”, denunció el máximo representante de Conindustrias quien agregó que, en todo el país, el costo del combustible a precio internacional se incrementó por encima de su valor en el mercado extranjero.

En relación a los estados Aragua y Carabobo detalló que las colas son “infinitas”, mientras que en Táchira y Mérida los precios han aumentado mucho.

En Cumaná y Bolívar solo surten 20 litros por automóvil, lo que genera problemas en la operatividad de la industria y encarece los costos, aseguró.

Falta de gasolina y agroquímicos costosos

Quienes cultivan frutas aseguran que producir este rubro se hace cada día “más cuesta arriba”, debido al alto costo de los agroquímicos y fertilizantes.

Así lo afirmó Carlos Romero, presidente de la Federación Nacional de Fruticultores (Fudenafrut) y director de Frutales de Fedeagro, quien aseguró que los productores deben tener entre 8 y 30 dólares por saco para poder adquirir los químicos que usan en las cosechas.

Explicó que al final el consumidor es el mayor afectado porque los precios de las frutas son aumentados de forma contínua para asegurar un mínimo de rentabilidad.

“La dolarización de los agroquímicos creo que es uno de los impactos mayores para los productores en Venezuela, así como las limitaciones para la comercialización”, afirmó.

Otro elemento que también incrementa el precio de este tipo de productos, además de la escasez, es la falta de combustible y los precios elevados de los carburantes cuando se consiguen, ya deben ser cancelados hasta en 50 centavos de dólar el litro, como muy barato.

“Mientras que la gasolina se compra bachaqueada”, afirmó. Dijo que muchas veces las cosechas no pueden ser trasladadas a los centros de comercialización por la falta de combustible.

“A veces no se pueden movilizar los productos necesarios por el problema del transporte. Si no es una cosa, es la otra. Todo se pone cuesta arriba y es muy difícil para el productor”, concluyó.